Yo también ví Kangamba.

6 octubre 2008

Ayer fui al cine de mi pueblo, hacía mucho tiempo que no entraba allí a ver una película, desde que que el proyector de 35 mm se rompío solo se ponían filmes en DVD en un TV unas pulgadas más grande que el de mi casa, si la película de turno estaba buena representaba un problema pues había que ser mago para poder sentarse en las 3 primeras filas, a partír de la próxima hilera era imposible distinguir a Stallone de DiCaprio.

 

  El referido cine, luego de varias semanas de reparación, luce ahora mucho más confortable, telones nuevos, sillones reparados, pintura reluciente y una decoración excelente a cargo de las obras de los artistas del patio. Lo más importante, ya no te tienes que fajar por las primeras filas, ahora cuenta con un video proyector y podemos disfrutar de la casi olvidada pantalla grande.

 La re-inauguración del cine del pueblo no pudo ser mejor, entradas por invitaciones, equipo de audio nuevo y la tanda inicial por su puesto no pudo ser otra que Kangamba, ese filme de Rogelio París que ya hace historia a pocas horas de su estreno.

 

  Kangamba es, desde mi punto de vista, lo mejor que se ha hecho en cine bélico en Cuba desde Clandestinos, amén de la ficción (de ahí la K del nombre) recordar a los cientos de cubanos que calleron en tierra angolana era algo que estaba haciendo tremenda falta.

 

  Volviendo al cine de mi pueblo, esa noche fueron los anfitriones de la premier, dos combatientes de Cangamba de aquí de mi pueblo, increible, pero cierto, dos personas humildes, de pueblo, con una pena tremenda para hablar en público. Me sorprendió que uno de ellos, que estuvo a menos de 20 metros de los soldados de la UNITA, se le entregara esa misma noche el carné de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana. ¿Dónde estaba él?, ¿Qué estaban haciendo los directivos de esa Asociación?.

 

  Creo profundamente en el internacionalismo proletario porque creo, amo y admiro al Che, pero soy de los que piensan que si hay alguien que debe ser atendido hoy en Cuba son los combatientes internacionalistas, muchos hoy no tienen ni donde vivir.

 

   Mientras tanto, mis felicitaciones a París y al elenco de actores. Kangamba ya es una de mis favoritas, ella y el tema musical “Veterano” del trovador Frank Delgado son el complemento perfecto y el mejor homenaje a los caídos en tierra africana.

 


Cuba y la TV Digital.

6 octubre 2008

 Hace unos tres años, cuando trabajaba en la Empresa RadioCuba, tuve la suerte de pasar un curso sobre Automatización de Centros de Radio y TV en la Ciudad de la Habana, allí me adentré en el complejo mundo de los autómatas, sus scripts de programación y un millón de cosas más.

 

  Los cursistas, visitamos el Centro Transmisor de TV que se encuentra en los altos del Hotel Habana Libre y guajiro al fin me quedé boquiabierto con el panorama de la ciudad que se puede ver desde esa altura. Pero lo que más me impresionó, tecnicamente hablando, fue el transmisor que en esos momentos se estaba probando allí, era un transmisor de TV Digital en fase de pruebas, unos 300 watts de potencia y 5 canales que podían ser captados en toda Ciudad de la Habana. Luego del recorrido y las explicaciones habituales no dirigimos a la División de RadioCuba de Centro Habana, entonces pudimos comprobar la calidad de las transmisiones gracias a una caja conversora digital-analógico. Luego supimos que la norma en pruebas era la DVB-T. Regresé días más tarde a mi provincia y no supe más nada de las referidas pruebas.

En estos días, el  tema de la TV Digital se ha convertido en el centro de interés de algunas regiones, sobre todo las que están terminando de definir la norma que utilizarán para su transmisión.

Uno de estos casos es el de la Argentina, ya que allí se acaban de decidir por el estándar japonés (ISDB-T) para el desarrollo local de esta nueva forma de ver televisión. Y lo mismo irá sucediendo con la mayoría de los Estados de esta parte del planeta, puesto que aún son muy pocos los que ya tiene decidido cual norma usar.

Brasil y México ya han adoptado un estándar. Incluso Brasil y Argentina, dos que optaron por la misma norma, están comenzando a hacer algunas cosas en forma conjunta para poder avanzar más en esta cuestión.

La TV Digital nos traerá mejoras cualitativas y cuantitativas, mucho se habla de que habrá mejor calidad de imagen y de sonido (todo en alta definición y sin interferencias -o se ve bien o no se ve- por medio de una antena) y que a través de un mismo canal, se podrán transmitir varios programas.

Esto último significa que por una única señal se captaran varios canales (generalmente hasta cuatro) con lo que se realizará un ahorro del espacio y se podrán ver más canales de los que se ve actualmente. Incluso el sonido está comprimido en calidad MP3 por lo que también permite ocupar una menor capacidad. Podrá haber una interactividad entre el usuario y la TV. Un ejemplo es que, según el tipo de programa que sea, se podrán elegir las cámaras para verlo, incluso hasta se habla de la posibilidad de la convergencia de la TV digital con la telefonía móvil.

  Ahora, un receptor como el que usamos ahora no nos va a servir para ver TV digital. Para eso vamos a necesitar una nueva, o durante los primeros tiempos se podrá adquirir un decodificador que transforme la señal digital en analógica.

  España ya habla del inminente apagón analógico y en Estados Unidos está previsto para febrero del 2009. Esperemos que a los cubanos nos llegue pronto el referido apagón, aunque no nos guste la palabrita.


De nuevo en el Aire

2 diciembre 2009

Saludos amigos,

Luego de un tiempo de silencio debido a las dificultades propias de mi país para conectarme a Internet, ahora vuelve el Guajiro a la carga, les prometo que mañana les traeré un nuevo post y espero que me den su opinión.

Mañana nos vemos.

El Guajiro con un Blog.


Radio Martí y otros demonios.

28 octubre 2008

Como diexista que soy, diariamente, aunque sea por unos pocos minutos, me dedico a revisar el dial en la banda de Ondas Cortas, generalmente para comprobar frecuencias, calidad de las emisiones y para escuchar algún que otro programa y estaciones favoritas.

No es difícil encontrar en el dial cubano, la estación con sede en Miami llamada “Radio Martí”, digo que no es difícil pues emiten por varias frecuencias y bandas de manera simultánea, difícilmente superada por otra estación. Radio Martí tiene literalmente sobresaturado el dial.

Esta emisora nace en el año 1985, el 20 de Mayo, por obra y gracia de la Office of Cuba Broadcasting (OCB) del gobierno norteamericano. Pero la cosa viene desde unos años antes en 1980, la política exterior norteamericana contra Cuba había fracasado. Para subsanar aquella situación, en el Programa de Santa Fe se incluyó el propósito de realizar transmisiones radiales hacía la Isla a cargo del gobierno de Reagan. Esta estación emite 24 horas al día, excepto los domingos, con una programación, desde mi punto de vista que nada tiene que ver con las estaciones internacionales de ondas cortas. Está destina especialmente para Cuba, pero muy pocos en Cuba la escuchan, ¿las causas? están bien claras para mí y trataré de enumerar algunas desde mi punto de vista:

1- Los cubanos recibimos diariamente un gran volumen de información noticiosa por los medios nacionales, aunque cuestionada por muchos para mí es suficiente y sobretodo confiable.

2- Los cubanos necesitamos un poco menos de política y más entretenimiento.

3- Cualquier cubano con dos dedos de frente sabe que más del 80 % de las noticias que se emiten ahí es mentira y en el mejor de los casos, verdades a medias.

Conozco algunas personas que la escuchan, generalmente cuando emiten juegos de baseball de las grandes ligas, las noticias, muchos las mastican, pero pocos las tragan.

Es una pena que se dediquen sumas de dinero tan altas para mantener una estación de este tipo y que decenas de servicios en español de estaciones internacionales tengan que cerrar por falta de fondos.

Algo similar pasa con TV Martí, su hermana menor, cientos de horas semanales de emisiones fantasmas, ahora emiten por DirecTV cuando en Cuba quienes tienen acceso a una antena satelital lo que menos le interesa ver es ese engendro.

Pero bueno, el dinero del contribuyente norteamericano hay que gastarlo en algo, no son pocos los casos de corrupción que han tenido lugar en ambas estaciones.

Radio y TV Martí son fantasmas que hay que exorcizar. Su fin está muy alejado del espíritu de hermandad y amistad que envuelve la Onda Corta.

Mientras, yo sigo buscando otros sitios en mi dial que me aporten el placer que brinda practicar el DX.


Cuba, TV Satelital y Receptores FTA.

14 octubre 2008

Como amante que soy a las Telecomunicaciones, estuve buscando información sobre televisión satelital, nada, que se me había ocurrido escribir una monografía sobre el tema. Unos amigos y yo, en una descarga informal en mi casa estuvimos hablando (y bebiendo) sobre tecnología. Uno de ellos me preguntaba que porqué en Cuba están prohibidas las antenas parabólicas. No tuve respuesta clara, lo reconozco, como tampoco la tengo hoy. Sé que entre las prohibiciones de la Aduana está entrar al país equipos de comunicaciones, receptores, transmisores, antenas, etc., a no ser que contemos con una autorización del Ministerio de las Comunicaciones. No imagino a una persona pidiéndole al ministro que lo deje entrar una antena para ver canales extranjeros en Cuba.

Lo que sí tengo claro, es que el gobierno cubano, como casi todos los gobiernos del mundo, prohíbe la piratería de señales satelitales. En el periódico Granma del 8 de febrero del 2007 aparece un artículo que se llama Caso Antena y otras ilegalidades, donde explica claramente que el problema fundamental está en el enriquecimiento ilícito y el desvío de recursos como conectores, cables y receptores. También está el caso de quienes gracias a la tecnología recargan las tarjetas de abonados con códigos generalmente publicados en Internet y le sacan muy buenos dividendos, se dice que recargar una tarjeta de abonado cuesta en Ciudad Habana y Varadero unos 10 dólares, si tenemos en cuenta que esos códigos cambian varias veces al mes, es un negocio muy lucrativo para quien vende el servicio y un problema enorme para quien se “engancha” en este vicio, por llamarlo de alguna manera.

Generalmente quienes compran estos servicios buscan acceder a canales de pago, al estilo de HTV, MTV, VH1, GOLDEN y muchos otros, como es el caso de los canales comerciales que se alojan en DirecTV ó DISHnetwork. Por lo tanto, si para ver estos canales hay que pagar y estas empresas no tienen sucursales en Cuba, lo lógico es que quienes acceden a estos servicios están violando la ley, y como dicen por ahí, quien viola la ley es un criminal y debe pagar por ello.

Pero todo este asunto no es tan sencillo, tiene otra cara que nunca la prensa ha tocado, es el tema de los canales libres o de señal abierta, aunque debemos tener claro que quienes compran un kit de recepción satelital en Cuba lo menos que le interesa es ver un canal libre.

En el mundo se comercializan receptores hechos exclusivamente para canales de señal abierta, son conocidos como FTA (free to air). Quizá el número de canales Free no sea tan elevado como los que ofrece DirecTV pero van en aumento. Un ejemplo clásico es la flota satelital Hispasat, que ofrece una gama bastante amplia de canales de TV y emisoras de radio libres, incluso, los canales de alcance nacional cubanos, más Cubavisión Internacional y Canal Habana están alojados en uno de sus transponders. Las pisadas de Hispasat abarcan casi todo el planeta, desde Cuba, se puede acceder a uno de sus satélites en la posición 30°W. Por ejemplo, los canales de TV y radio cubanos se encuentran en la frecuencia de 11.884 Ghz de la banda KU.

Ahora me pregunto, ¿No podemos en Cuba, usar un receptor satelital para ver canales de señal abierta sin que eso constituya un delito? No tengo respuesta. Nuestros canales están en satélites, TeleSUR está en satélites, cientos de canales libres están en satélites pero tenemos prohibido tener tv satelital. No entiendo.

Sabemos muy bien los cubanos, que ha sido siempre un interés del gobierno de Estados Unidos mantener las transmisiones radio-televisivas hacia la isla, ya hace mucho tiempo que para un cubano con dos dedos de frente eso dejó de ser un problema, el pastel de Radio Martí nadie se lo come, estoy seguro que ni quienes hacen la mayoría de las noticias en esta emisora se las creen. Nunca he visto TV Martí pero estoy seguro que debe ser más de lo mismo.

El hecho de que esas estaciones existan no se debe privar a nadie de disfrutar del desarrollo tecnológico. Existe TV Martí, pero existen miles de canales más con mucha calidad y siempre serán mejores alternativas. Existe Radio Martí, pero el dial también está lleno de otras estaciones.

Los cubanos no buscan noticias, la tv cubana puede carecer de muchas cosas pero no de actualidad noticiosa. Buscamos alternativas a los canales nacionales, aplaudo la creación de Multivisión, con su selección de televisoras extranjeras, pero la posibilidad de escoger nos es innata y está en nuestra naturaleza comparar.

Creo que nuestro país es uno de los más cultos del mundo, nuestros dirigentes deben y pueden confiar en los cubanos, quizá la posibilidad de ver y comparar nos obligue a mejorarnos cada día. Pero esta es mi opinión, mi punto de vista, pero como dicen en mi pueblo, una cosa piensa el burro y otra el carretonero. Mi monografía tendrá que seguir esperando, me gusta escribir de lo que puedo palpar en la vida práctica. Yo buscaré otro tema para mi trabajo monográfico, algo más terrenal, quizás escriba sobre el picadillo de soja.


Un Guajiro con un Blog.

3 octubre 2008

Hace unas semanas, tuve la oportunidad gracias a un amigo, en este caso a un excelente amigo, de navegar por Internet a mis anchas. Como todo cubano de a pié, me sentí como un niño con un juguete nuevo, a pesar que soy graduado universitario y para colmos en una especialidad a fin con la Red de Redes, ni en mis años en la Universidad de Oriente tuve tal privilegio.

En un principio, gracias a San Google y sus News, me actualicé en todo lo que pude en tecnología, política y por qué no, hasta algo de chismes de la farándula que nunca están de más. Visité algunos blogs de diferentes temas, incluidos algunos cubanos, ya se me había metido en la cabeza hacer el mío propio, hasta que al fín de decidí.
Este Blog no pretende ser lo mejor del mundo, solo quiero compartir con el mundo mi opinión, no será de un tema específico, ni una línea específica, solo quiero que conozcan la opinión de este modesto guajiro que nació en Cuba, en plena Sierra Maestra, vive en Cuba y ama a Cuba con sus virtudes y defectos. Creo en la libertad de expresión, de pensamiento y no tengo miedo decir lo que pienso, este espacio es para eso.

Qusiera compartir con ustedes, amigos cibernautas, dialogar y hasta discrepar en los temas de su preferencia, así que aquí les dejo este blog. Espero por sus comentarios y recuerden que en Cuba, en esta pequeña isla del Caribe pero grande, muy grande de corazón, hay un Guajiro con un Blog.